La extraña metamorfosis de Iglesias

ErrejónLa extraña metamorfosis de Iglesias.

La "extraña" metamorfosis desde "Mi equipo y yo somos uno" a: "Ni media tontería, Errejón".
En Vistalegre II, Pablo Iglesias unió su nombre al de su equipo. Exigió que se votara todo junto, no como pedían amplios sectores del partido.
Ahora impone lo contrario, no quiere a un Errejón con su equipo.
No quiere en el partido nada que él no pueda controlar.
¿Dónde quedó aquello de las nuevas formas en política?
¿Dónde quedó aquello de decidir entre todos?
¿Dónde quedó aquello de "seré lo que vosotros queráis que sea"?
Podemos ha envejecido tan rápidamente que algunos empezamos a no reconocerlo.
Pero lo peor es que demasiados votantes de Podemos están mirando ya hacia otras opciones.

 Plácido Martínez - abril 2018

 Las primarias reavivan la lucha por el control de Podemos en Madrid