Cuántos años han pasado...

Cuántos años han pasado... Cuántos años han pasado...

Hoy han anunciado un acuerdo de gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos.
Por lo visto han necesitado 48 horas desde las votaciones del domingo. A primera vista podría parecer algo sencillo...
Ha sido necesario repetir elecciones, convencer a díscolos, ver cómo la gente que estamos en el mismo bando nos apuñalábamos sin piedad... y sobre todo, la tremenda amenaza de 52 nazis en el parlamento, junto a los que pactando con ellos, los legitiman y blanquean.

Tal vez mi conciencia política llegó a la mayoría de edad cuando en mi adolescencia viví el acontecimiento histórico de la muerte del dictador.

Luego vino el dilema de "reforma o ruptura", y el "ruido de sables", y los intentos de golpe de estado, y el golpe de Tejero, las primeras elecciones...
Tal vez en la transición se podrían haber hecho mejor las cosas, pero también podrían haber salido peor.

Lo que tenía claro en aquellos años es que el PSOE de Felipe González, desde su famoso: "Hay que ser socialistas antes que marxistas" (1979), necesitaba una fuerza política a su izquierda para "guiarlo" por el camino correcto.
Igual que tenía claro (y la historia me ha dado la razón), que una fuerza a la izquierda del PSOE nunca podría por sí misma alcanzar el poder en España.

En aquellos años era el PCE de Santiago Carrillo (legalizado en el 77), la formación que cumplía esas condiciones.

Supongo que muchos/as de mi generación pensábamos lo mismo, y votábamos en las pequeñas circunscripciones al único partido con posibilidades de conseguir escaños... el famoso "voto útil".
Desde la aparición de Podemos esa utilidad se disolvió.

Cuántos años han pasado desde las primeras elecciones democráticas, aquellas en las que algunos pensábamos que el gobierno ideal era del PSOE con alguna fuerza a su IZQUIERDA que les empujara a esas políticas que el país siempre ha necesitado...

AL FIN lo vemos.

Que nuestras esperanzas no queden defraudadas, porque es seguro que multitud de enemigos saldrán al paso para intentar minar este acuerdo y sus políticas.

Este acuerdo es el final de aquel viejo anhelo, pero es el principio de algo mucho más importante.

Plácido Martínez - noviembre 2019