Boletín laicismo.org

Boletín laicismo.org Boletín laicismo.org.

En tu declaración de la renta NO MARQUES NINGUNA DE LAS DOS CASILLAS: ni la de la Iglesia católica, ni la de fines sociales. 
LAS CONFESIONES RELIGIOSAS DEBEN AUTOFINANCIARSE Y PAGAR IMPUESTOS 
DEBIDO A LOS ACUERDOS IGLESIA-ESTADO LA IGLESIA CATÓLICA NO SUFRE LA CRISIS: VIVE EN EL PARAÍSO... FISCAL 
ENTRE TODA LA CIUDADANÍA FINANCIAMOS: La Iglesia no solo obtiene ingresos a través del IRPF 
195 M€ SUELDO Y SEGURIDAD SOCIAL DE LOS OBISPOS Y 20 000 SACERDOTES 
650 M€ SUELDO Y SEGUROS SOCIALES DE 25 000 CATEQUISTAS DE RELIGIÓN EN LOS CENTROS DE ENSEÑANZA PÚBLICA O CONCERTADA CATÓLICA 

Leer más...

Una parte de mi cabeza

SuñénUna parte de mi cabeza.

No se me ocurriría, ni por asomo, interrumpir al aguerrido viajero que, durante la sobremesa, describe a los comensales la belleza inquietante, sobrecogedora de las auroras boreales que pudo contemplar en Tierra del Rey Jorge hace media docena de otoños, pero una parte de mi cabeza es incapaz de representarse su descripción sin experimentar una punzada de desagrado hacia ese verde arrebolado que siempre me ha parecido excesivamente infantil, inadecuado para un espectáculo más costoso que mágico, más difícil que meritorio; un despliegue impresionante por inaccesible, por cósmico, pero estéticamente discutible. ¿Juzgo por ello el gusto del viajero, secretamente? No su capacidad, ni su arrojo. Tampoco dejo de envidiar su periplo. Una parte de mi cabeza parece, sencillamente, ser independiente de mis juicios y desconfía de todo lo que sea simultáneamente verde y luminoso.

Leer más...

Derecho a ser borgoñés

PostureoDerecho a ser Borgoñés.

He oído (imagino que como refuerzo del argumentario que estos días parecen seguir tantos medios de comunicación) que la noche del pasado 30 de septiembre la televisión catalana echaba El patriota, de Roland Emmerich (lo que dice más sobre su mediocre gusto que sobre su pretendido maquiavelismo) y me he acordado de una una vieja (1949) comedia, de la nunca suficientemente celebrada factoría Ealing, dirigida con más alegría que ritmo por Henry Cornelius: Passport to Pimlico. Una bomba alemana sin explotar (que acaba siendo detonada por unos niños) provoca el hallazgo de cierto documento que demuestra que el barrio londinense, Pimblico, pertenece en realidad a Borgoña. Sus vecinos, viendo la oportunidad de mejorar las difíciles condiciones de vida impuestas por el racionamiento de posguerra, no dudan ni un momento en proclamarse independientes.

Leer más...

La clave es la seducción

Ser españolLa clave es la seducción.

La clave es la seducción, no la confrontación.
No cariño, tú no eres español. Ser español no es llevar la bandera, ni gritar como un berraco frases de odio que espero que no sientas. Tampoco lo es ponerse una pulserita en la muñeca, ni cantar el cara al sol. El concepto de ser español es algo totalmente distinto, o al menos lo debería ser, porque a estas alturas de la historia yo ya no sé qué decirte.

Como española que soy, te voy a contar lo que para mí es ser español:
Ser español es arder cuando arde Doñana o temblar cuando tembló Lorca; es sentarte a escuchar historias de meigas en Galicia y llegar a creértelas; es ir a Valencia y no sentir rabia por leer un cartel en valenciano, sino que te agrade poder llegar a entenderlo y es presumir de que las Canarias nada tienen que envidiarle al Caribe.

Leer más...

Postureo

PostureoPostureo.

No hace mucho, en un medio escrito, acusaban a un conocido político de intentar sacar rédito político por acudir a cierta manifestación.

No era la primera vez, ni será la última, que le acusen a él y a otros de ese comportamiento que se entiende como absolutamente falso. Y los motivos y razones por las que se entiende como falso, tal vez no estén claras, o son inconfesables.
Y buscando la palabra que defina ese comportamiento, o esa percepción que se tiene de ellos, se me ocurre que podríamos aceptar llamarle “postureo” (está la RAE en vías de aceptarla).

Leer más...