Inicio

¿Y tú de quién eres?

¿Y tú de quién eres?¿Y tú de quién eres?

Así era el título de una simpática canción del grupo “No me pises, que llevo chanclas” (1989).
Es lo que preguntan propios y extraños con mayor interés cuanto más nos acercamos a “Vistalegre II”.
Y es que de un modo provocado o inevitable, (no estoy seguro), los simpatizantes de Podemos estamos empujados a decantarnos por uno, por otro, o por un tercero.
Si nos preguntaran por el equipo preferido sería mucho más fácil todo. Y sino que se lo digan a ese señor que habla de la lluvia y lleva el Marca bajo el brazo.
Pues bien, coincido con J.C.Suñén (@jcsunen) cuando dice que Íñigo tiene un plan y Pablo...
Y también coincido en la idea de que probablemente la historia tenga reservado un hueco a Pablo Iglesias, un lugar que no podrá alcanzar sin “un” Errejón.

 

¿Que quién me gusta más?
Me gustan y me disgustan actitudes y posturas de unos y de otros. No me gusta que aparezca hablándole a un tronco, no me gustó la idea de la última campaña electoral: “la sonrisa de un país”, me gusta la capacidad de análisis político y estratégico de Íñigo, me gusta la fuerza que transmite Pablo, no me gusta el tono de aquella famosa rueda de prensa del 22 de enero del año pasado, no me gusta la imagen de blando que a veces transmite Errejón, me gusta el entusiasmo y la capacidad de liderazgo de Pablo… etc., etc.

Entiendo que un líder debe ser el impulsor principal de un proyecto, entiendo que Pablo Iglesias tiene la capacidad suficiente para liderar el Podemos que salga de Vistalegre II, y entiendo que las diferencias en los documentos políticos y organizativos no pueden ser determinantes para dar ese “paso atrás” que anuncia (¿amenaza?) Iglesias. Dicho de otro modo: no creo que la cuestión sea de diferencias políticas insalvables, sino de la cantidad de poder del futuro secretario general.

A mí me gustaría que la elección el proyecto político se desligara de la elección de secretario general. Me gustaría seguir contando con el liderazgo de Pablo Iglesias, pero con el proyecto político y organizativo de Errejón.

Pero Iglesias ha asegurado que "si el documento de estrategia política más importante que se presenta en Vistalegre", el de su "equipo" y su "proyecto", "sale derrotado", él dará un paso atrás.

Me pregunto si los defensores y defensoras de este proyecto, y de esta postura de Pablo Iglesias, harán lo mismo, y dimitirán de sus cargos, en el caso de "salir derrotado" en Vistalegre II.

 

Plácido Martínez - 2017